Cóndita Crianza 2008 (16 meses de barrica)

13,58€


 Envío desde 6€

Ramiro Wine Cellar

Tiene Jesús Ramiro una larga experiencia en los fogones de medio mundo.Y es que el vino es la verdadera pasión de este cocinero-trotamundos. A su vuelta a España, y en cuanto tuvo ocasión, hizo lo imposible para realizar su sueño enológico. Su amistad con la familia García, -los que elaboran Mauro- le facilitó la labor y contó enseguida con los conocimientos de Eduardo García. El resto es fácil. Querían elaborar un vino singular, para el que buscaron viñedos de noble procedencia, viejos majuelos de escasa producción, de Toro y la Ribera del Duero. Con sus uvas crearon un vino casi de coleccionista.

Fantasía de alquimistas El matrimonio formado por María del Yerro y Javier Alonso se involucró con tal pasión en el mundo del vino que hasta las parcelas de su viñedo llevan el nombre de sus hijos. Aunque Javier procede de la industria farmacéutica, hace unos años que se metieron de lleno a bodegueros. Sabedores de que el buen vino se hace sobre todo en la viña, contrataron a uno de los mejores asesores franceses, Stéphane Derenoncourt, un enólogo enemigo de los productos químicos, muy respetuoso con la tierra y que practica la agricultura biodinámica. Se ha involucrado tanto en el proyecto, que sus visitas a la bodega son más asiduas de lo que marca la relación puramente profesional. En el lagar trabaja Pablo Rubio, enólogo que lleva el día a día con precisión para domar, pulir y cuidar los dos tipos de tinto que allí elaboran: este Alonso del Yerro y otro de mucha menos tirada, llamado María. Todos estos ojos para vigilar que los tintos que en la bodega duermen alcancen en tan pocos años la categoría de excelentes.

Marcas:Condita, Ramiro´s.

Atención: La añada del producto puede diferir de la que aparece en la fotografía.



Opiniones sobre Cóndita Crianza 2008 (16 meses de barrica)

Envíanos tu opinión:

Valoración:
(Sin valorar)
Nombre:
Comentario:
Selecciona una valoración para poder enviar tu opinión.

Quizá también te interesen